El entrenamiento físico que te mantiene en forma mientras comes alimentos

Se trata del refeed day o día de realimentación, un plan estratégico que consiste en reducción de la ingesta de grasas y aumentar el consumo de carbohidratos. En este sentido, el refeed day impulsa tu metabolismo a aumentar los niveles de energía para ayudarte a superar cualquier estancamiento de pérdida de peso..

Refeed day, ¿qué es?

Esta peculiar técnica fitness se denomina refeed day, consiste en un periodo de recarga de hidratos de carbono que rompe una rutina de dieta hipocalórica. Para perder peso y definir la musculatura, lo ideal es una dieta baja en calorías en la que primen las proteínas y se reduzcan la ingesta de grasas y carbohidratos. El refeed day es un lapso que dura de 5 horas a 2 días en la que se incrementa notablemente la ingesta de carbohidratos y, consecuentemente, se obtienen múltiples beneficios tanto estéticos como de rendimiento deportivo.

¿Cuáles son sus beneficios?

Aunque a simple vista pueda resultar chocante, esta práctica resulta muy común entre los deportistas de alto rendimiento, ya que la consecuencia directa de este chute de energía es un aumento directo del rendimiento físico. A su vez, una ingesta punutal y elevada de carbohidratos promueve la quema de grasas y evita la pérdida de masa muscular, pues nutre las reservas de glucógeno, lo que impide que el cuerpo tenga que consumir recursos alternativos.

A nivel estético, el refeed day marca en tiempo récord la figura: la carga de carbohidratos provoca que los músculos se expandan y, consecuentemente, se vean más definidos y de mayor masa. Pero en este punto es necesario hacer una importante percepción, pues el cambio físico solo se nota si el índice de masa corporal es ínfimo; si por el contrario el individuo tiene un porcentaje de grasa corporal elevado, apenas notarás la diferencia.

A su vez, es necesario tener en cuenta que esta técnica puede llegar a aumentar el peso corporal hasta un kilo y medio en tan sólo dos días, pero estos datos no son significativos. Al finalizar el periodo de consumo excesivo de carbohidratos la masa corporal volverá a descender, ya que simplemente se trata de una acumulación de agua y glucógeno.